El movimiento

Además de leer y estudiar el documento, participar individualmente y en grupos como hombres en la batalla espiritual y en la lucha por la virtud y excelencia, y desarrollar la reflexión interna de oración que se necesita para vivir plenamente como un hombre cristiano, Bishop Olmsted insta a un MOVIMIENTO de compromiso Cristiano en varios frentes—relacionados con brechas culturales que tienen una necesidad inmensa de ser enfrentadas valientemente. Esta lista no es exhaustiva, queda aún mucho por hacer, sin embargo, estas ideas son un excelente inicio:

Un movimiento de EVANGELIZACION PARROQUIAL PARA HOMBRES (algunas ideas incluyen)
1. La realización de reuniones mensuales o trimestrales para la evangelización y formación de grandes cantidades de hombres bajo la dirección de un Pastor, sacerdote o diácono, también pueden ser dirigidas por laicos con buena formación (áreas clave en las que se necesita formación incluyen: la Misa, el Catecismo, Apologética, Virtud, etc.)

2. Fomentar que grupos pequeños de hombres Católicos construyan lazos de amistad

3. Organizar un retiro anual de hombres pertenecientes a la parroquia

Una Renovación de EDUCACIÓN Masculina: Educación significa literalmente “guiar”—un educador guía una persona a salir de su embelesamiento y mediocridad para adquirir un conocimiento más completo de la Verdad, la Bondad y la Belleza, así como la habilidad y la competencia técnica. Hay una tendencia muy particular hacia el fracaso en la cultura occidental post-modernista para encaminar a los jóvenes a la verdadera virtud y para ser “hombres al servicio de otros”. En estos momentos existen necesidades cruciales que deben ser atendidas, tales como la formación para padres e hijos en la Fe y otras áreas del conocimiento, así como la vinculación de hombres jóvenes y niños cuyos padres están ausentes.

Una Renovación de las ARTES: Existe una gran necesidad de desarrollar escuelas de formación y comunidad para artistas Cristianos que realmente quieran mostrar la belleza del arte, cuyos dones se encuentren afinados, fortalecidos y humildemente puestos al servicio del Señor, los cuales puedan hacer aparente para todos la belleza de la distinción entre el hombre y la mujer sin tomar los atajos que encontramos a menudo en el arte mediocre.

Un Movimiento en FILOSOFÍA/TEOLOGÍA hacia la explicación adecuada de la Complementariedad Sexual: Ahora que la “ideología de género” ha hecho que el mundo entero se pregunte “¿es acaso la naturaleza masculina/femenina una categoría importante?” y es algo que está impactando devastadoramente a la cultura occidental, los hijos e hijas de la Iglesia deben responder con el llamado de la batalla intelectual. Debemos activar un enfrentamiento serio al significado de la complementariedad sexual y el desarrollo de nuestro entendimiento tanto masculino como femenino. Caer en las “formas de machismo” como dice el Papa Francisco, debe ser evitado en este importante trabajo ideológico. Será necesaria una revisión cuidadosa de las Escrituras, la Tradición y el verdadero descubrimiento científico. Sin embargo, es esencial que este trabajo se lleve a cabo, y a su vez, agradecemos a los lugares en donde ya se está realizando. ¡Tenegan el valor para seguir y participar!